¿Es riesgosa la craneotomía para la extirpación de un tumor cerebral?

Según estadísticas del Centro de Registro de Tumores Cerebrales de los Estados Unidos, la posibilidad de tener un tumor cerebral en algún momento de la vida es de 0.6% por año, de esto podemos deducir que no son extensamente frecuentes, no obstante, las afectaciones que pueden causar a la independencia funcional pueden ser muy frecuentes y profundas.

craneotomía para la extirpación de un tumor cerebral

El tratamiento quirúrgico a través de craneotomía es el tratamiento más frecuentemente implementado en los pacientes portadores de un tumor intracraneal. Los objetivos son:

  • Lograr un diagnóstico de patología definitivo, al obtener tejido y enviarlo al médico patólogo para su estudio.
  • Evitar mayor lesión cerebral, al retirar la masa ocupante de espacio intracraneal
  • Evitar o disminuir las complicaciones secundarias al tumor intracraneal, como hidrocefalia, pérdida de alguna función cerebral.

Con los avances tecnológicos actuales los riesgos de extirpar un tumor cerebral son cada vez menos, aunque dependen en mayor medida de la localización del tumor, de la cercanía de estructuras importantes como vasos o nervios que es necesario preservar.

Los principales riesgos que de forma general se deben considerar en una craneotomía son:

  1. Sangrados masivos que requieran transfusión sanguínea
  2. Déficit neurológico nuevo o mayor intensidad en los presentes antes de la cirugía
  3. Alteraciones hormonales que es necesario tratar después de la cirugía
  4. Infección de la herida quirúrgica
  5. Infección del sistema nervioso central
  6. Crisis convulsivas
  7. Muerte

La planeación y ejecución quirúrgica por un equipo de médicos con formación específica en el manejo de los tumores intracraneales puede hacer que estos riesgos estén expresados en la menor probabilidad y si el diagnóstico y tratamiento de un tumor intracraneal se realiza de forma oportuna los resultados son alentadores, en cuanto a la sobrevida e independencia funcional de los pacientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *