Cirugía Neurológica
Atención en Neurocirugía.
search_left
Neuralgia del Trigémino

Es un padecimiento caracterizado por paroxismos de dolor intenso distribuido en la zona de inervación del nervio trigémino también es llamado “tic doloroso”. Tiene una incidencia de aproximadamente 4.5 por cada 100 000 habitantes, es más frecuente en mujeres que en hombres y afecta principalmente a personas mayores de 50 años de edad.



¿Qué es el nervio trigémino?
Es el nervio craneal numero V. Transmite la sensibilidad táctil de la cara, cornea, conjuntiva, cavidad oral, nasal y dientes así como las envolturas del cerebro conocidas como meninges. Está dividido en 3 ramas (oftálmica, maxilar y mandibular). La rama mandibular también se encarga de contraer los músculos encargados de la masticación.


El nervio nace en el tallo cerebral y viaja hacia el frente para salir de cráneo e inervar las zonas correspondientes ver figura 1.

 
Anatomia del Nervio Trigemino
                                Fig 1. Nervio Trigémino
 

¿Como es el dolor de la neuralgia del trigémino?
Es importante conocer las características clínicas de la neuralgia del trigémino ya que además de ser la afección mas frecuente de este nervio, también es la más incapacitante.
El dolor debido a afección del trigémino tiene algunas características especiales:
Es un dolor muy intenso que se presenta en ataques que normalmente duran segundos o menos de un minuto. Pueden presentarse uno o varios ataques durante el día, la rama maxilar y el lado derecho son más frecuentemente afectados.

Actividades cotidianas pueden desencadenar una crisis de dolor, tal como cepillarse los dientes, peinarse, tocarse la cara en las llamadas zonas gatillo, rasurarse e incluso el hablar puede ocasionar la aparición del dolor.
Es importante mencionar que la sensibilidad y función motora del nervio trigémino esta intacta.



¿Qué causa la neuralgia del trigémino?

La irritación del nervio por diversas causas ha sido relacionada con la aparición del cuadro clínico, esta irritación en la mayoría de las ocasiones es secundaria a la compresión del nervio en su sitio de origen en el tallo cerebral o en algún punto en el trayecto del mismo.

Frecuentemente el nervio trigémino es comprimido por arterias o venas en el sitio donde este entra al tallo cerebral, esto condiciona la irritación progresiva con cada pulsación arterial.
Aproximadamente el 1 % de las personas con esclerosis múltiple puede sufrir además neuralgia del trigémino por lesión en la zona de entrada del nervio al tallo cerebral.

La compresión del nervio por tumor o aneurisma puede tambien condicionar la aparición del cuadro clínico.
Existen sin embargo situaciones en las que no es posible encontrar una causa aparente del dolor, mismas que son llamadas de origen idiopático.



Diagnostico
De hecho no existe una prueba específica para diagnosticar la neuralgia del trigémino. Son las características clínicas comentadas previamente las que hacen sospechar el diagnostico y diferenciarlo de otros tipos de dolor facial, como infección de senos paranasales, problemas odontológicos etc.
La Resonancia Magnética del Encéfalo y la angiografía cerebral pueden ayudar a determinar la presencia de un tumor y/o anomalías vasculares como aneurismas o simples deformidades de vasos sanguíneos que condicionan la compresión del nervio trigémino y sugerir con esto la mejor opción de tratamiento.



Tratamiento
No existe una cura real de la neuralgia del trigémino. El manejo medico o quirúrgico puede ayudar a aminorar o desaparecer el dolor durante meses o años, sin embargo la posibilidad de recaída es alta. Es importante seleccionar la mejor opción de tratamiento para cada caso en particular. En la mayoría de las ocasiones se observa mejoría con el tratamiento médico con drogas anticonvulsivas, pero en ocasiones es necesario la implementación de técnicas quirúrgicas o la combinación de técnicas quirúrgicas con manejo medico o incluso apoyo psicológico. El padecimiento puede ser tan incapacitante que limita las actividades de la vida diaria, el sueño o el trabajo mismo.


Tratamiento con medicamentos
Las drogas anticonvulsivas como la carbamacepina a razón de 600 a 1200 mg/día o gabapentina de 300 a 900 mg/día son buenas opciones de tratamiento, para suprimir o acortar el ataque de dolor. Se ha observado entre un 70 a 80% de mejoría con su uso. Los efectos colaterales más frecuentes de estos medicamentos son: mareos, somnolencia, fatiga, nausea. Aunque pueden presentarse reacciones más severas como alergias (Stevens Johnson), anemia, hepatitis o incluso insuficiencia hepática.



Tratamiento quirúrgico
Existen varias opciones quirúrgicas. La implementación de cada una de ellas, depende de las condiciones generales del paciente, de la causa de la neuralgia, de la expectativa de vida. Ningún procedimiento es 100% efectivo y tiene riesgos que es necesario conocer

Microdescompresión vascular
Consiste en separar del nervio por medios quirúrgicos la arteria o vena que lo comprime, para esto se requiere la realización de una craneotomía normalmente situada por detrás de la oreja. Es uno de los procedimientos con mayor éxito, incluso la mejoría puede ser instantánea. No obstante es una cirugía mayor, con anestesia general y que requiere recursos y entrenamiento importante del cirujano.



Procedimientos percutáneos
Son procedimientos que se realizan de forma ambulatoria en sala de quirófano. Consisten en introducción de agujas al sitio donde el nervio trigémino sale del cráneo y por medio de diferentes técnicas lesionar al nervio para que deje de transmitir información de dolor.
La forma de lesionar el nervio es por medio de radiofrecuencia, de compresión mecánica o la colocación de alcohol. Ver figura 2

 
Cirugia
                     Fig 2. Termocoagulacion del Trigémino
 

Es posible con estos procedimientos, causar anestesia en el sitio que normalmente inerva el nervio trigémino o como complicacion en ocasiones muy remotas llega a presentarse otro tipo de dolor como es la anestesia dolorosa.
La radiocirugía también es una opción de manejo en casos donde no se detecta alguna compresión vascular franca del nervio. Consiste en la administración de dosis altas de radiación en un solo evento, tridimensionalmente dirigida a la zona donde el nervio trigémino penetra al tallo cerebral.

En caso de que exista alguna duda o necesites información ampliada en cuanto a las opciones de manejo o sus riesgos, ponte en contacto con nosotros a través de nuestro buzón de preguntas o por correo electrónico info@cirugia-neurologica.org

 

Cirugía de Cerebro y Columna Vertebral