Cirugía Neurológica
Atención en Neurocirugía.
search_left
Tumor de Columna y/o Medula

Los tumores de la columna vertebral pueden surgir directamente de la columna vertebral, medula espinal o sus envolturas (primario) o pueden ser originados en un sitio distante e implantarse posteriormente en la columna vertebral (Metástasis). Representan juntos aproximadamente el 15% de todos los tumores del sistema nervioso central.
Se clasifican de acuerdo a su localización respecto a si están dentro de la duramadre o no:
1. Tumores Intradurales.
Extramedulares.
Intramedulares.
2. Tumores extradurales.



Anatomía básica
La columna vertebral está formada por 33 vertebras unidas por ligamentos y cartílagos tiene como función principal el proteger las estructuras nerviosas en su interior a saber: la medula y sus nervios así como las envolturas denominadas meninges.

 
Anatomia de la columna

Figura 1
Muestra la anatomía normal de la columna vertebral, la medula espinal y sus envolturas

 

La medula espinal es una masa cilíndrica alargada de tejido nervioso que se encarga de llevar y traer los impulsos nerviosos del cerebro y los nervios periféricos.
Tres membranas rodean a la medula espinal; de adentro hace afuera son: la piamadre, la aracnoides y la duramadre, la función principal de estas envolturas es la de proteger a la medula espinal.
Es precisamente esta última envoltura, la más robusta, en la que se basa la clasificación de los tumores.



Tumores Intradurales
Representan el 10% de todos los tumores primarios del sistema nervioso central.
Se pueden subclasificar a su vez dependiendo si están dentro de la medula espinal o no. Cerca de 2 tercios de los tumores Intradurales son extramedulares y alrededor del 80% de los tumores extramedulares son meningiomas o tumores de la envoltura nerviosa
Extramedulares
Son los tumores más frecuentes que se observan en la práctica clínica, Los 2 tipos histológicos más comunes son meningiomas y schwannoma, no obstante existen otras estirpes celulares con menor frecuencia, como ependimoma del filum terminal en el cono medular, paraganglioma o metástasis, quistes aracnoideos. La zona de la columna vertebral más afectada por frecuencia, sin tomar en cuenta la estirpe celular es la porción cervical y torácica.



¿Qué síntomas dan?
Los síntomas iniciales originados por este tipo de tumores pueden ser indistinguibles de una hernia de disco, con dolor tipo ardor o descarga eléctrica en un sitio congruente de inervación. El curso es lentamente progresivo, sin embargo el deterioro de funciones neurológicas de forma rápida puede ocurrir, generalmente por sangrado tumoral o compresión de arterias importantes en la medula espinal.
Sea como sea el síntoma de inicio en más de la mitad de las personas es el dolor. Aunque otras personas inicial el padecimiento con problemas para caminar o para controlar los esfínteres. Por lo tanto el diagnostico de tumor extramedular de llevar a cirugía los más pronto posible.



Intramedulares
Este tipo de tumores tiene una incidencia por debajo de 1 en 100 000 hab. Muchos de ellos son de crecimiento lento, en su gran mayoría, astrocitomas y ependimomas las regiones más afectadas son la región cervical y torácica. Otros tipo de tumores presentes en la medula son: hemangioblastomas, gangliogliomas, hamartomas. Representan en su totalidad el 2 % de tumores primarios del sistema nervioso central.



¿Cuales son los síntomas?
A diferencia de los tumores extramedulares, este tipo de tumores llaga a alterar funciones neurológicas de forma más temprana, es decir, disminución de la fuerza, problemas sensoriales, falta de control de esfínteres. No obstante el dolor sigue siendo el principal síntoma de presentación.
Debido a la progresión de la sintomatología que puede culminar en imposibilidad para caminar, es necesario un diagnostico oportuno y tratamiento adecuado, con todas la medidas de seguridad hoy en día disponibles (monitorización neurofisiológica, ultrasonido o guía por imagen transoperatoria, aspirador ultrasónico etc.)



¿Cuál es el mejor método para hacer el diagnostico?
Con la llegada de la Resonancia Magnética al arsenal médico, un número elevado de pacientes con tumor raquídeo intra o extramedular, es diagnosticado en etapa temprana de la enfermedad con mayores posibilidades de conservación de función. No obstante se requiere de un cirujano de columna con entrenamiento adecuado, para diferenciar lesiones intramedulares tumorales de la desmielinización por ejemplo en esclerosis múltiple, las cuales requieren un tratamiento diametralmente opuesto.
Las placas de rayos X, de forma inicial no juegan ningún papel en el diagnostico que no sea descartar cambios degenerativos o fracturas condicionadas por la invasión tumoral misma.
Los estudios de neurofisiología pretratamiento son importantes a marcar un punto de comparación inicial.



¿En qué consiste la cirugía?
La meta principal de la cirugía en tumores benignos y malignos, es la resección completa de la lesión, no obstante, la función debe de preservarse, es decir lo ideal es quitar tanto tumor como sea posible sin dañar mas la fuerza y sensibilidad de la extremidades y el control de esfínteres o cualquier otra función dañada por el propio tumor.
Afortunadamente con los avances tecnológicos actuales, se ha podido incrementar la resección de estas lesiones con mayor seguridad.
La vía de acceso a la columna depende del sitio de localización de tumor, siempre buscando dañar lo menos posible el tejido nervioso sano.
En ocasiones es necesaria la reconstrucción de la columna con material de metal, de tal forma que la persona pueda mantenerse caminando después de la recuperación quirúrgica.



Complicaciones
Problemas neurológicos después de la cirugía normalmente se presentan en términos de menos de 15%, sin embargo dependen mucho del estado neurológico previo. Los resultados quirúrgicos en tumores benignos son generalmente buenos, con resección total y mejoría de la sintomatología. Entre las complicaciones que se pueden presentar están:
Dependencia al apoyo del respirador
Sangrado transoperatorio importante
Disfunción en el control de esfínteres
Mayor deterioro neurológico
Disfunción sexual
Infección de la herida quirúrgica
Inestabilidad espinal
Dolor crónico

En caso de que exista alguna pregunta o requiera mayor información acerca del tratamiento quirúrgico o sus complicaciones no dude en ponerse en contacto con nosotros, através de nuestro Buzón de preguntas o al correo electrónico info@cirugia-neurologica.org con gusto le atenderemos.



¿Cómo encontrar el Médico adecuado?
Médicos con diferente formación deben estar implicados en el manejo adecuado de los pacientes con tumores de la columna vertebral, entre ellos:
Neurólogos, Neurocirujanos, Oncólogos, Cirujanos oncólogos, radiólogos. Etc. Cada uno de ellos aporta diferentes perspectivas del manejo integral.
Es importante mencionar que se debe tener entrenamiento específico en el manejo de pacientes con tumores espinales y contar con un equipo de profesionales capaces de completar el manejo de cada uno de los casos que se presentan. Algunas de las preguntar a realizar al médico tratante son:

¿Cuántos pacientes con tumores espinales ha tratado usted?
¿Cuántos pacientes con tumores similares al mío ha tratado usted?
¿Tiene usted un entrenamiento específico en el manejo de pacientes con problemas de la columna?
En caso de requerir apoyo con radioterapia o quimioterapia ¿a dónde me enviaría?
¿Qué tan buena comunicación tiene usted con sus pacientes?

Estas preguntas tienen la finalidad de servir como guía para seleccionar al médico apropiado para manejar su problema.

Cirugía de Cerebro y Columna Vertebral