Ubicación

Hospital Ángeles del Pedregal

Ubicación

Sanatorio Durango

Cirugía de Tumores de hipófisis

Cirugía de tumores de hipófisis

Contamos con una alta experiencia en el tratamiento quirúrgico de los pacientes con tumores de hipófisis, ya que, a la fecha, hemos operado más de 400 pacientes con este tipo de tumores

 

Proceso a seguir para internar al paciente y brindarle seguimiento después del proceso quirúrgico

 

  • Valoración antes de la operación

Antes de determinar el tipo proceso quirúrgico es necesario realizar la identificación de alteraciones en la visión, que son un síntoma frecuente de los tumores de hipófisis, conocidas como síndrome quiasmático, además de una prueba de sangre para detectar anomalías en las hormonas producidas por la glándula hipofisiaria. Ésta es efectuada por expertos endocrinólogos en caso de requerir la administración de alguna hormona.

Este tipo de pruebas pueden revelar excesos hormonales, que ocasionan cuadros clínicos característicos de padecimientos en los que los médicos endocrinólogos tienen una participación vital, como la acromegalia, donde la hipófisis produce demasiada hormona del crecimiento; la enfermedad de Cushing, provocada por un tumor que provoca mayor producción de cortisol; o el exceso de prolactina.

Igualmente, es necesaria la realización de una Resonancia Magnética (RM) de encéfalo y silla turca simple y con medio de contraste, con la que se pretende identificar con exactitud las dimensiones del tumor, así como los compartimentos involucrados dentro del cráneo. Ésta se ha posicionado como el estudio de elección para el diagnóstico de este tipo de tumores y para decidir la mejor opción quirúrgica.

La participación del médico internista en estos casos es necesaria para determinar el estado de salud en general y los riesgos principales del procedimiento quirúrgico, así como las maniobras para disminuir dichos riesgos.

Cirugía de Tumores de hipófisis

 

  • Procedimiento quirúrgico

La mayoría de las veces, la cirugía puede ser llevada a cabo a través de la nariz (vía transesfenoidal), ya que los tumores se encuentran en la línea media del cráneo y se obtiene fácil acceso mediante esta ruta.

En otras ocasiones la cirugía debe ser llevada a cabo a través de una ruta transcraneal, es decir realizar una operación quirúrgica llamada craneotomía para acceder a la masa tumoral. Esto sucede cuando el tumor presenta un crecimiento hacia zonas que son inaccesibles por la vía nasal, o cuando es demasiado grande.

Asimismo, las alteraciones visuales presentes debido a la masa tumoral, son resueltas con la cirugía en la mayoría de las ocasiones, aunque en los casos de múltiples intervenciones quirúrgicas previas, la resolución de los problemas visuales es menos probable.

Es importante mencionar que los resultados son excelentes si la cirugía es realizada por un neurocirujano experimentado, y que actualmente, es realizada con el apoyo de un endoscopio y la participación de un médico otorrinolaringólogo, lo que aumenta la seguridad y comodidad para el paciente. Afortunadamente en Cirugía Neurológica contamos con los conocimientos y habilidades para tratar este tipo de tumores y sus variaciones.

Cirugía de Tumores de hipófisis

 

  • Seguimiento al paciente después de la cirugía

Inmediatamente después de realizar el procedimiento quirúrgico, es necesario que el paciente ingrese a terapia intensiva al menos durante 24 horas, no tanto por la gravedad de la situación, sino para la prevención de posibles eventualidades.

Durante todo el periodo tras la operación se realiza una vigilancia estrecha en las cantidades de orina, de los niveles de electrolitos en sangre, y de la hidratación de la mucosa nasal; y aunque el procedimiento quirúrgico es bastante seguro, se pone especial atención en la detección temprana de complicaciones.

El alta del hospital puede obtenerse en un rango que va de 2 a 5 días después de la cirugía, todo en función del tipo de cirugía realizada, del tamaño e invasión del tumor y de la evolución del paciente tras la operación.

Durante el seguimiento en la consulta externa y después de 3 meses de la cirugía, es necesario realizar una Resonancia Magnética de silla turca, con el fin de determinar los cambios en la anatomía con respecto a la preparación antes de la operación.

Es importante que el hospital donde se realice dicho procedimiento cuente con lo mínimo necesario para la realización segura de la cirugía, es decir con una sala de quirófano equipada tecnológicamente, con una terapia intensiva con el personal capacitado para tratar este tipo de paciente y sobretodo, con la capacidad de respuesta urgente en caso necesario.

Cirugía de Tumores de hipófisis

 

  • Pronóstico

El resultado final del tratamiento quirúrgico de este tipo de tumores es bueno, con altas tasas de recuperación de las alteraciones visuales, con la resolución de las secreciones exageradas de las hormonas y con mínimas molestias, después de 3 o 4 semanas de la cirugía.

 

 

 

 Contáctanos

 

Agenda tu cita

Hospital Ángeles del Pedregal

Servicio los Martes y Jueves con un horario de 15 - 20 h en consultorio 845.

Sanatorio Durango

Servicio los Lunes y  Miércoles con un horario de 15 - 19 h  en consultorio 208.