¿Qué es y cómo se manifiesta un tumor cerebral?


Un tumor cerebral es una masa formada de células con una reproducción más acelerada que el resto de las células normales y que se encuentra en la sustancia cerebral.

El origen de estas células altamente proliferativas puede estar dentro del mismo cerebro (tumores primarios) u originarse fuera del cráneo y secundariamente asentarse en el cerebro (tumores secundarios o metástasis).

Estos tumores pueden causar síntomas derivados de 3 mecanismos:

  1. Destrucción de células o vías dentro del cerebro. Esto condiciona la pérdida de la función que realiza dicha célula o vía.
  2. Compresión de células o vías dentro del cerebro. Dicha compresión puede ser directa por la propia masa del tumor o indirecta por la hinchazón que genera el mismo tumor; al igual que la destrucción, la compresión también deteriora la función de la célula o la vía.
  3. Por aumento de la presión intracraneal. La presión intracraneal es mantenida de forma normal en un rango que va de 5-15 mm hg. Esta presión puede incrementar derivado del aumento de volumen dentro del cráneo; al ser este último una estructura que no se expande. El acúmulo de mayor volumen resulta en un aumento de presión.

Los síntomas son muy variables y dependen de la localización inicial del tumor. En medicina con el fin de lograr un estudio ordenado, se agrupan en los llamados síndromes, que no son otra cosa que un grupo de signos y síntomas (del lóbulo frontal, del lóbulo temporal, de aumento de la presión intracraneal, etc).

A continuación, describimos algunas de las manifestaciones más frecuentes, aunque no específicas de tumor cerebral:

  1. El dolor de cabeza, es el síntoma que más frecuentemente se encuentra en pacientes con tumores cerebrales. Existen muchas causas de dolor de cabeza; pero algunas características orientan a pensar que pudiera tratarse de un dolor relacionado a un tumor cerebral, a saber: el dolor es preferente matutino y disminuye o desaparece por la tarde o noche. Es en toda la cabeza y de carácter opresivo.
  2. Se puede acompañar de un signo que se traduce en la pérdida de una función cerebral, por ejemplo, disminución o ausencia de fuerza o sensibilidad de brazo, pierna o cara, alteraciones visuales u hormonales.
  3. Puede también presentarse acompañado de crisis convulsivas, o alteraciones en el comportamiento habitual de una persona; como:
  4. desorientación,
  5. desatención,
  6. disminución en la memoria, etc.

Una característica muy importante del dolor de cabeza es que puede ser indicativo de una enfermedad llamada hidrocefalia, que es mortal y requiere tratamiento urgente.

  1. La pérdida de las funciones cerebrales o déficit neurológico es generalmente debida al daño de estructuras nerviosas con una función específica; como:
  2. mover una región corporal,
  3. expresar una idea o realizar actividades cotidianas de forma coherente.
  4. La presencia de un déficit neurológico es una manifestación con muchas probabilidades de indicar un tumor cerebral; por lo tanto, requiere invariablemente la revisión médica en el menor tiempo posible. Los déficits neurológicos que más frecuentemente se observan son:
    • dificultades para mover brazo, pierna o una parte de la cara,2.
    • lenguaje incoherente o falta del mismo,
    • desorientación en tiempo, lugar o persona,
    • pérdida o disminución de la sensibilidad en una región corporal,
    • disminución o defecto de la visión; estas pueden ir desde la falta de visión en una zona del campo visual hasta la disminución súbita de la visión completa de uno o ambos ojos.

Aunque las mencionadas aquí no son las únicas manifestaciones de un tumor cerebral, probablemente puedan servir de orientación para tomar decisiones; por lo que, te sugerimos que en caso de duda acudas a valoración médica especializada. Recuerda que la información presentada en la web, no sustituye la consulta médica, contáctanos para conocer más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *