¿Qué es un Hematoma Epidural?

Es una hemorragia venosa o arterial que se sitúa entre el cráneo y la duramadre, la complicación que puede ocurrir después es de traumatismos craneoencefálicos (TCE) en la mayoría de las ocasiones.

Ocurre en aproximadamente el 1% de todos los TCE que ingresan a unidad hospitalarias y en el 22% de los casos se asocian a fractura de cráneo.

La hemorragia se localiza entre la tabla interna del cráneo y la duramadre (fig. 1) se origina con mayor frecuencia por un desgarro de la arteria meníngea media o una de sus ramas (85%), esto es por causa, en su mayoría, a una fractura del hueso temporal.

Es cuatro veces más frecuente en el sexo masculino y ocurre generalmente en adultos jóvenes

Se caracteriza por la pérdida breve de conciencia seguida de un intervalo lúcido (que dura desde unos cuantos minutos hasta horas) con posterior pérdida de conciencia. El 60% no presentan pérdida de conciencia de manera inicial.

Los hematomas epidurales pueden clasificarse según su tiempo de evolución.

  1. Agudo: Dentro de las primeras 48 horas posterior al traumatismo.(lo más frecuente).
  2. Subagudo: A partir del 3er día y hasta los primeros 7 días posterior al traumatismo. 
  3. Crónico: Los signos son visibles después de una semana.

La causa más frecuente es con antecedente de traumatismo craneoencefálico (Caída, accidente automovilístico, traumatismo directo, entre otros)

El cuadro clínico dependerá del sitio afectado por el hematoma epidural, puede incluir disminución de la fuerza en alguna parte de las extremidades, alteraciones sensitivas, confusión, perdida del estado de despierto o convulsiones.

Para realizar el diagnóstico se debe incluir:

1.- Antecedente de Traumatismo Craneal.
2.- Cuadro clínico acompañante.
3.- Realizar Tomografía de Cráneo Simple.

Tratamiento

Indicaciones quirúrgicas:

  1. Paciente con síntomas focales o de presión intracraneal elevada.
  2. Que se encuentren asintomático, pero con un hematoma mayor de 1cm. de anchura en la Tomografía de Cráneo.
  3. En edad pediátrica y en la fosa posterior se debe tener mayor agresividad en la indicación quirúrgica y se debe evaluar el caso con mayor minuciosidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *