¿Qué es el Dolor Lumbar?

Es un padecimiento caracterizado por dolor en la región baja de la espalda o parte
posterior del abdomen
. Se cree que aproximadamente el 80% de las personas lo
padecen en alguna época de su vida. Es más frecuente en hombres entre los 25 y 65
años de edad
. Las posibilidades de recuperación de un episodio de dolor lumbar están por arriba del 90%, aunque las recurrencias están reportadas en un 25 a 70% en
diferentes poblaciones.

El hablar de dolor lumbar (Lumbalgia o Lumbago), implica la posibilidad de no menos de 60 diagnósticos y en muchas ocasiones no se puede establecer una causa exacta del dolor lumbar. Ver tabla 1


Tabla 1
Muestra algunas de las causas más frecuentes de dolor lumbar

¿Cómo se clasifica el dolor lumbar?

Con respecto a su localización, tipo de sensación y factores de lo agravan o lo mejoran el dolor lumbar se clasifica en 3:
Dolor Axial o Mecánico: Es un tipo de dolor localizado exclusivamente a la columna y empeora con ciertas actividades o posiciones. Algunas posibles causas de este tipo de dolor, son las fracturas, la inestabilidad o listesis, enfermedades inflamatorias, etc.
Dolor Radicular o Neuropático: Es un dolor tipo ardor o como descarga eléctrica que viaja a las extremidades inferiores, comúnmente llamado ciática. Es debido a la lesión del nervio raquídeo al momento de salir de la columna vertebral. Tiene la misma distribución del área del nervio afectado.

Posibles causas de este tipo de dolor son: hernia de disco, tumores, fracturas, estenosis de lateral del conducto raquídeo etc. Es acompañado de sensación de entumecimiento, hormigueo y alteraciones de la fuerza de los músculos inervados por el nervio en cuestión.
Dolor Referido: Es un dolor variable en intensidad, con mejorías y recaídas mal localizado, generalmente inicio cerca de la espalda baja y viaja a los glúteos, ingle o muslos superiores, nunca más allá de la rodilla. Posibles causas de este dolor son los trastornos degenerativos.
Lo usual es que exista una combinación de 2 o más tipos de dolor en un solo paciente, por lo que es importante el estudio detallado de las características del dolor y de la sintomatología agregada para poder llegar al diagnostico correcto.
 

¿Cuáles son los síntomas que indican que tengo algo grave que requiere atención médica?

Debido a que existen infinidad de enfermedades causantes de dolor lumbar y un porcentaje (10-20%) de pacientes con dolor lumbar tiene estudios de imagen normales, el objetivo primordial es determinar quiénes son las personas que padecen una situación grave que requiere atención inmediata y/o resolución rápida. Existen algunos síntomas que pueden ayudar en esto:

  • Antecedente de traumatismo de alta energía.
  • Uso extenso de esteroides como la prednisona, metilprenisolona o dexametasona.
  • Edad mayor de 50 años.
  • Antecedente de Cáncer, fiebre, calosfríos, drogadicción.
  • Pérdida de peso injustificada.
  • Alteraciones urinarias o de intestinales.
  • Perdida de la sensibilidad de alguna región en particular.
  • Disminución de la fuerza de alguna extremidad.
  • Dolor lumbar que no mejora o empeora al reposo.

La presencia de cualquiera de estos requiere la valoración por un médico con entrenamiento especial en el manejo de las enfermedades de la columna vertebral.

¿Qué estudios me debo de realizar si tengo dolor lumbar?

Con los avances tecnológicos actuales existen varias opciones de estudios paraclínicos. Cada uno de ellos tiene una indicación especial ninguno sustituye a otro, así por ejemplo:
Las placas simples de columna lumbar, aportan información a cerca de la calidad de hueso, fracturas o deformidades importantes como escoliosis o listesis. Al realizar proyecciones en flexión y extensión, se puede valorar con que seguridad se mueve la columna vertebral con el fin de evitar daño a estructuras nerviosas que viajan en el interior de la columna, como la médula o raíces espinales.

La Tomografía computarizada: es un estudio que aporta mayor detalle de elementos óseos, define mayormente los trazos de fractura en caso pertinente o sirve para valorar pacientes ya operados, que tiene colocados implantes metálicos en la columna vertebral
La Resonancia Magnética Nuclear. Es un estudio de mayor definición aun, esta a diferencia de la tomografía, no es útil para valorar hueso o implantes metálicos, por el contrario su función principal es la de permitir la evaluación de tejidos blandos, como médula espinal, nervios espinales, músculos y ligamentos. Como mencionamos previamente ningún estudio de imagen sustituye a otro. Es necesario en algunos pacientes la realización de la batería completa para comprender ampliamente la enfermedad de un paciente dado.

La Electromiografía y estudios de neurofisiología. Estos estudios consisten en la medición de la transmisión del impulso eléctrico a través de los músculos, nervios o médula espinal, a fin de determinar cómo las alteraciones anatómicas vistas en la RM, TC o RX afectan el funcionamiento normal del tejido nervioso. Además sientan la base para comparaciones en tiempo antes y después de la cirugía por ejemplo.

Si necesita orientación en cuanto a cual estudio sería ideal para usted, no dude en ponerse en contacto con nosotros info@cirugia-neurologica.org

¿Cómo se trata el dolor lumbar?

Lo primero como se comento previamente es descartar alguna lesión que requiera tratamiento quirúrgico por ejemplo hernia de disco, conducto lumbar estrecho, listesis o inestabilidad, tumores, entre otras. El 90% de los dolores lumbares se resuelven sin alguna intervención quirúrgica. El reposo relativo inicial (2 a 3 días), los medicamentos antiinflamatorios y relajantes musculares y el ejercicio físico para fortalecimiento de muscular en abdomen y espalda baja son las medidas eficaces en el manejo conservador de los pacientes con lumbalgia. El apoyo psicológico juega un papel importante en dolor lumbar crónico.

El ejercicio físico de hecho es la parte más importante de manejo conservador, este debe ser bien conducido por instructores capacitados en el manejo de lesiones de columna. Requiere poner en forma articulaciones, ligamentos, sistema cardiopulmonar y aumentar la fuerza y resistencia muscular.

La persona afectada debe reiniciar sus actividades laborales los más pronto posible, aun con la presencia de dolor lumbar, siempre y cuando se haya descartado de forma adecuada alguna lesión anatómica y/o fisiológica importante y si es necesario los medicamentos deben administrarse para mejorar el dolor y seguir en actividad habitual en la medida de lo posible.

¿Existen algunos ejercicios específicos que ayuden en presencia de dolor?

No existe evidencia seria que apoye que algún tipo de ejercicio en especial mantenga ventajas evidentes sobre otros, sin embargo, una variedad de ejercicios, se han relacionado con mejoría del dolor, tal es el caso de los Ejercicios de William o de Mc Kenzie.
Cada uno de estos ejercicios se debe de realizar después de una valoración médica profunda, a fin de evitar mayores daños a la columna vertebral.
Las posturas erróneas contribuyen al deterioro de la función de la columna vertebral, por lo que es importante adoptar posturas adecuadas durante el trabajo o el sueño. En este sitio en la sección de educación y guías encontrarás información útil que puedes descargar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *